Con el fallo de la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia que negó la tutela interpuesta por la exsenadora Soledad Tamayo con la que pretendía continuar ocupando un lugar en el Congreso por el Partido Conservador, se mantiene la silla vacía a la curul de Aída Merlano por delitos electorales.

Según la Sala Laboral de la Corte Suprema, no existieron argumentos jurídicos de peso para amparar los derechos tutelados por Soledad Tamayo, quien pasó a ocupar la curul de Aída Merlano en el Senado como la siguiente candidata más votada en la lista del Partido Conservador para la legislativas del 2018.

“Estima la Sala que no hay lugar a conceder el amparo, porque dichas consideraciones atienden las reglas mínimas de la razonabilidad, conforme la aplicación de un criterio válido, de modo que no constituyen una vía de hecho y deben ser identificados como manifestaciones legítimas de la tarea de administrar justicia dentro de un escenario de independencia judicial, todo lo cual se traduce en que son el resultado de la interpretación que realizó el juez natural de las normas legales aplicables al tema debatido”, señala la Corte.

La exsenadora Tamayo argumentaba que la “supuesta aplicación directa de los incisos primero y segundo del artículo 134 de la Constitución Política” era contradictoria a la Ley y la Constitución, toda vez que ella ostentaba de forma legítima el cargo de senadora por haber sido llamada para suplir la falta absoluta de Aída Merlano.

Se mantiene silla vacía

Ante la decisión de la Sala Laboral, la Corte Suprema mantiene la silla vacía de la curul de Aída Merlano en el Senado, por lo que el Partido Conservador queda con 13 senadores en vez de 14 escaños.

“Al reafirmar la improcedencia de la tutela de exsenadora Soledad Tamayo para seguir en el Congreso, #SalaLaboral mantiene aplicación de silla vacía a curul de Aida Merlano por parte de @CorteSupremaJ como autoridad límite en materia penal”, trinó la Corte Suprema.

En julio pasado, la Sala Penal de la Corte había negado ya por improcedente la solicitud formulada por la Soledad Tamayo, en busca de revocar la orden dirigida a la Presidencia del Senado de aplicar la figura de la “silla vacía”, en el caso de Aída Merlano Rebolledo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.