Las autoridades de Policía judicial confirmaron el asesinato selectivo de cinco personas, cuatro de ellas pertenecientes a un asentamiento indígena y el abogado que los representaba en un litigio de tierras.

Conocido el lamentable episodio se estableció un equipo especializado que acompañará las investigaciones para dar con los responsables de estos homicidios y se adelantan operaciones militares y policiales, coordinadas y conjuntas, con el fin de proteger a la población de la región del San Jorge donde ocurrió la masacre.

De acuerdo a la información judicial las víctimas fueron ubicadas en una finca conocida como “Caracoles” y «Caño Caiman» hasta donde llegó un grupo armado a bordo de una embarcación y los ultimaron a bala al caer la tarde del sábado 24 de octubre. Días antes a estas mismas personas les habían quemado unos ranchos para obligarlos a desplazarse.

Las víctimas fueron identificadas como Lácides Cochero Aba, de 47 años; oriundo de Ayapel, Córdoba, pero residente en San Marcos, Sucre, Darwin De Hoyos Madera, de 42 años, dos hermanos de apellido Hoyos y al abogado que los representaba Arquímedes Centensro Carriazo, de 50 años, también de San Marcos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.