Tres indígenas que en calidad de desplazados están asentados en el centro de Montería, sufrieron mordeduras de serpiente a orillas del río Sinú, arteria que usan para bañarse diariamente.

El accidente ocurrió a 3 personas, mayores de edad entre los 20 y 45 años, quienes se encontraban bañándose en el río Sinú y sufrieron de mordeduras de serpientes, los cuales fueron remitidos al centro de salud más cercano.

El referente del programa de Zoonosis de la Secretaría de Salud Municipal, Tobías Assís, aseguró que “afortunadamente, los casos no presentaron complicaciones, fueron atendidos oportunamente y el tratamiento para estos casos que es el suero antiofídico, actuó de inmediato evitando complicaciones por este tipo de mordedura”.

Además, el funcionario añadió qua a parte de hacer este estudio de campo, dialogaron con la comunidad y sus líderes para sensibilizarlos sobre la gravedad que pueden ocasionar los accidentes ofídicos, más que todo en los niños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.