El trabajo científico con el desarrollo de tecnologías empleado por la Universidad de Córdoba ha posibilitado el repoblamiento de cuatro especies de peses en el río Cauca, tras impacto ambiental de Hidroituango.

Estas especies son Bagre Rayado o Pintadillo (Pseudoplatystoma magdaleniatum), Blanquillo (Sorubim cuspicaudus), Liseta (Leporinus muyscorum) y Pataló o Jetudo (Ichthyoelephas longirostris).

La intervención de la Unicórdoba, a través del Centro de Investigaciones Piscícolas (Cinpic) se han determinado los componentes investigativos para el repoblamiento de dichas especies, enmarcado en un trabajo a largo plazo y de comunión entre academia y empresa privada.

“Estudiamos la biología reproductiva de esas especies, adaptadas en cautiverio, ya logramos la criopreservación y obtener alevinos de las mismas. Actualmente trabajamos también en la criopresevación del semen de esas especies para asegurar el 50 % de la genética y posteriormente mejorar la conservación en su medio natural”, explicó el investigador unicordobés, Víctor Atencio, líder del Cinpic

La Universidad de Córdoba fue llamada por las Empresas Públicas de Medellín, EPM, en 2019, para la recuperación y conservación de los ecosistemas acuáticos en la cuenca media y baja del Cauca, con especial atención en las especies que representan importancia económica en los ribereños, tras el impacto ambiental que ocasionó el incidente ocurrido con la construcción de la hidroeléctrica Hidroituango en 2018.

La Universidad tendrá disponibilidad de alevinos de estas 4 especies para el año 2021 y los programas de repoblamiento deberán desarrollarse cuando las autoridades así lo determinen, sin embargo, advierte que este proceso no puede hacerse sino es antecedido por otros factores de tipo ambiental y criterios científicos.

El Centro de Investigaciones Piscícolas (Cinpic), de la Universidad de Córdoba, realiza investigaciones en temas pesqueros desde 1970 y se ha convertido en referente a escala nacional y de su Suramérica, por el desarrollo de tecnológías de reproducción y estrategias de conservación.

Adicionalmente, investigadores de la Universidad de Antioquia, mostraron como primeros resultados el hallazgo de dos nuevas especies de Bagre Sapo, con diferencias genéticas, en esa misma cuenca del río Cauca, de gran valor para la ictiofauna del país que, de acuerdo con el doctor Atencio García, completa 1.612 especies en aguas continentales, de las cuales, 234 se encuentran en la cuenca Magdalena – Cauca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.