Bayern Múnich y Oporto quedaron eliminados este martes en cuartos de la Liga de Campeones. 

El París Saint-Germain se cobró la venganza de la final perdida la temporada pasada y eliminó al Bayern Múnich en cuartos de la Liga de Campeones, este martes pese a perder 1-0 en el Parque de los Príncipes, haciendo bueno el triunfo 3-2 de la semana pasada en Alemania.

Una nueva diana de Eric Choupo-Mouting (40), antiguo jugador del PSG y ya goleador en la ida, dio un triunfo sin premio al Bayern Múnich, que se despide de la competición que conquistó en 2020.

Ahora el PSG espera en semifinales al ganador del duelo Manchester City-Borussia Dortmund, que se decide el miércoles en Alemania, tras triunfo 2-1 de los Citizens en Inglaterra.Será la tercera semifinal que juegue el equipo de la capital francesa, tras la de 1995 y 2020.

Esta vez el PSG controló los nervios y tuvo a la diosa fortuna de su lado para eliminar a un gigante del continente en la búsqueda de su ansiada primera ‘Orejona’.

«Somos realmente un equipo. Hemos hablado mucho durante el partido. Estamos en semifinales y ahora vamos a por todo», dijo la estrella del PSG Neymar.

«No fuimos eliminados esta noche, nuestra victoria 1-0 aquí es merecida, fue el resultado en Múnich lo que nos dejó en mala posición. Fue frustrante fallar tantas ocasiones en la ida», dijo el arquero alemán Manuel Neuer.

Derrota dulce del Chelsea por primera vez desde 2014

El Chelsea se clasificó también para las semifinales de la Liga de Campeones pese a perder 1-0 con el Oporto en la vuelta de cuartos, haciendo bueno el triunfo por 2-0 de la ida, este martes en partido disputado en Sevilla por las restricciones sanitarias en Portugal.

El internacional iraní Medhi Taremi fue el autor del único tanto portugués, con una espectacular chilena que llegó demasiado tarde (90+4) como para amenazar la clasificación a semifinales de un Chelsea que se enfrentará al vencedor del Liverpool-Real Madrid (triunfo para los españoles en la ida por 3-1).

«Hemos hecho lo que teníamos que hacer. Fue un combate muy duro, quizás no fue lindo de ver por televisión, pero desde la banda fue un encuentro muy intenso, muy rápido», declaró tras el partido el entrenador de los ‘Blues’ Thomas Tuchel.

El técnico alemán elogió la «fluidez» y la «agresividad» del ataque del Oporto, «pero nos defendimos muy bien y no merecimos encajar el gol».»Los chicos aguantaron al final. Merecimos ganar al Oporto después de 180 minutos difíciles», insistió.

Pese a que el Oporto necesitaba marcar dos goles (y no recibir ninguno) para al menos forzar los penales, el partido comenzó muy parejo, con los portugueses tratando sin éxito de llegar al arco defendido por Edouard Mendy y con los ‘Blues’ esperando a su rival.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.