Las pruebas rápidas son mucho más precisas y permiten identificar si alguien está infectado en la actualidad.

La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, aseguró que las nuevas pruebas de diagnóstico de antígenos, asequibles y fiables, aprobadas recientemente por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que pueden realizar en cualquier lugar, es el camino para transformar la respuesta de la región a la COVID-19, al permitir a los trabajadores de la salud hacer pruebas precisas y rápidas, incluso en comunidades remotas.

Precisó que éstas pruebas rápidas son mucho más precisas y permiten identificar si alguien está infectado en la actualidad, una gran diferencia con las anteriores pruebas rápidas de anticuerpos, que pueden mostrar cuándo alguien ha tenido COVID-19, pero a menudo dan un resultado negativo durante las primeras etapas de la infección.

Según la directora, “al proporcionar resultados rápidamente, la nueva prueba permite a los trabajadores de salud de primera línea manejar mejor los casos, porque pueden aislar a los pacientes para evitar una mayor propagación y comenzar el tratamiento de inmediato”, señaló.

Indicó además que las pruebas de diagnóstico de antígeno serán particularmente útiles en comunidades remotas sin fácil acceso a un laboratorio, que se han visto afectadas de manera desproporcionada por la pandemia.

“Hoy, la OPS puede brindar acceso a cientos de miles de estas pruebas a través del Fondo Estratégico de la OPS, y se esperan millones más en las próximas semanas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *