El hombre de 37 años ya tenía un historial de obscenidad desde el 2019.

Los hombres de la fe también caen. De esto da cuenta diversos escándalos de pedofilia, violación y sexo con feligresas, donde curas católicos, pastores cristianos o líderes evangélicos se han visto inmersos en el último tiempo.

Pero el sacerdote de Luisiana, EE. UU. que estaba teniendo sexo con dos mujeres en el altar de su iglesia en San Pedro y San Pablo en Pearl River parece haber cruzado la línea de la perversión.

Se trata de Travis Clark, de 37 años de edad, un cura que fue arrestado el pasado 30 de septiembre porque una persona lo denunció ante las autoridades. Según el testimonio del denunciante vio a Clark desde la ventana de la iglesia con dos mujeres en tacones y con juguetes sexuales sobre el altar.

Todo parece indicar que la escena sexual sería grabada al detalle, según la investigación de las autoridades de esa ciudad.

Las mujeres que querían acostarse con el cura fueron identificadas como Melissa Cheng de 23 años Mindy Dixon de 41.

Finalmente, el canal WWLTV confirmó que las tres personas fueron liberadas tras pagar unas fianzas. La del sacerdote de  25.000 dólares y la de las mujeres de 7.500 dólares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.