Ante la Sala de conocimiento de Justicia y Paz del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Barranquilla, el excomandante de las Autodefensas Unidas de Colombia, Salvatore Mancuso, señaló a militares y policías que habrían ayudado a conformar el entonces “Bloque Norte de las AUC”, pero también a señalar la ubicación de presuntos milicianos de la guerrilla en el departamento de Córdoba.

Mancuso dijo que, en la alianza con el Ejército y la Policía, los paramilitares recibieron apoyo logístico para avanzar en sus acciones criminales.

“La alianza que se hace específica es que ellos colocarían militares como comandantes en las zonas de operaciones donde fuese creciendo la autodefensa que fuesen un apoyo a la autodefensa, nosotros como parte orgánica de la institucionalidad en ese momento que era el Ejército como fuerza de apoyo a la lucha contra la guerrilla y a las fuerzas militares, organizábamos operaciones militares: cómo entrábamos cómo se crecían se conformaban los grupos de autodefensas, dónde ingresaban primero, cómo se conseguía la financiación, porque si no había financiación no podíamos ingresar a la zona, cuál era el apoyo del Ejército, nos entregaban material de intendencia, material de guerra, informaciones, hojas de vida, órdenes de batalla de la guerrilla, muchas de ellas con fotos, quiénes eran colaboradores, quiénes guerrilleros, quiénes eran milicianos, quiénes eran parte de las estructuras urbanas o rurales, todas estas informaciones las recibíamos nosotros de parte del Ejército, no solo del Ejército, también de la Policía, por ejemplo, en Montería con el coronel Raúl Suárez, comandante de la Policía de Córdoba nos pasaba todos estos listados con él se hacían operaciones militares, las hacíamos conjuntamente, incluso participé en una operación, él y yo directamente, juntos”, afirmó el excomandante de las AUC desde una cárcel de Estados Unidos.

“Cuando fuimos a conformar el Bloque Norte de las Autodefensas, nos reunimos Carlos Castaño y mi persona con el general Iván Ramírez, comandante de la Brigada 11 en Montería y para ese momento comandante de la Primera División del Ejército» declaró Mancuso, ante el magistrado José Haxel de la Pava.

Insistiendo que los paramilitares “son hijos legítimos del Estado”, porque con ayuda de políticos y el Ejército se consolidaron como una fuerza alterna de apoyo para enfrentar a guerrillas como las Farc.

“En esa política de Estado que no fue de manzanas podridas sino que fue algo que se implementa de los altos mandos, tanto militares como políticos del país, es lo que lleva a crear todo estos grupos de autodefensas, yo voy a pedirle al Estado protección ante quién debo recurrir si soy una persona civil que estoy cumpliendo las normas y las leyes, si estoy siendo agredido por actores ilegales del conflicto con la guerrilla en este caso específico, lo normal es que haga lo que hice, ir a las Fuerzas Militares, y poner la queja de la situación y ya anteriormente nosotros estábamos por la Brigada, nos habían instruido que si algo ocurría como eso, teníamos que ir a donde ellos a darles información”, aseguró en su revelación.

Según el exjefe paramilitar, el general Iván Ramírez, procesado por la toma del Palacio de Justicia que se acogió a la JEP, les dio información privilegiada del Ejército para hacer operativos conjuntos con la guerrilla de las Farc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.