Un fuerte pronunciamiento hizo el gobernador de Córdoba, Orlando Benítez, desde el municipio de Puerto Libertador, donde se firmó la sanción de la política pública de Derechos Humanos.

El mandatario dijo que si el sistema de salud pública del departamento de Córdoba hubiese estado mejores condiciones muchas vidas se habrían salvado en la pandemia.

“Las cifras de muertes con COVID en solo dos meses superaron la cifra de homicidios del año más violento de conflicto en nuestro departamento. En cierta forma, esas muertes por COVID son responsabilidad de quienes robaron los recursos de la de la salud, dejando el sistema en crisis. La paz territorial también implica una lucha frontal contra la corrupción y transparencia en el manejo de los recursos públicos como recurso sagrados”, dijo Benítez Mora.

En relación al sur de Córdoba, el mandatario ratificó el compromiso con esta subregión, de trabajar para dar claridad sobre los hechos violentos que allí ocurren y de llevar justicia.

“La paz territorial no solo es la ausencia de homicidios y masacres entre nuestro pueblo, la paz territorial la extendemos como algo más que el respeto por la vida y los Derechos Humanos”, indicó.

El mandatario estuvo acompañado del defensor Nacional del Pueblo, Carlos Camargo, del alcalde de Puerto Libertador, Espedito Duque, de algunos congresistas de Córdoba y de habitantes de la comunidad, dónde quedó sellado el pacto por la paz territorial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.