La Fiscalía General de la Nación presentó ante un juez de control de garantías de Coveñas (Sucre) a 10 hombres, quienes serían responsables de intentar ingresar al país 1’656.500 cajetillas de cigarrillos que no contaban con los manifiestos de carga y demás soportes necesarios para acreditar su acceso legal al territorio aduanero nacional.

Un fiscal de la Dirección Especializada contra los Delitos Fiscales imputó a estas personas (ocho extranjeros y dos colombianos) el delito de contrabando agravado por la cuantía. Ante la contundencia de los elementos probatorios aportados, seis de los procesados recibieron medida de aseguramiento en centro carcelario, dos más fueron cobijados con
detención en el lugar de residencia y otros dos quedaron vinculados a la investigación.

Los indicios obtenidos dan cuenta de que los cigarrillos, de diferentes marcas, superarían en valor comercial los 8.200 millones de pesos. Al parecer, la mercancía fue manufacturada en Asia y pretendía ser ingresada a Colombia en un barco panameño que, según los documentos de navegación tendría como destino final la isla de Aruba.  La embarcación fue objeto de medida cautelar de incautación con fines de comiso y suspensión del poder dispositivo.

El hallazgo de la mercancía de contrabando fue posible gracias a la labor articulada de la Fiscalía, la Armada Nacional y la Policía Fiscal y Aduanera que permitió detectar e interceptar la motonave en aguas jurisdiccionales de Moñitos (Córdoba).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.