El gobernador de Córdoba, Orlando Benítez, indicó que las lluvias han dejado más de 4.000 familias damnificadas en el departamento de Córdoba y que ya se adelantan acciones para ayudar a superar esta emergencia.

Son varios las zonas en distintos municipios del departamento que se han visto afectadas por las lluvias e inundaciones, dejando daños en viviendas, cultivos y en general en la población campesina, además de emergencias en la zona urbana por el taponamiento de canales, para el caso de Montería, por cuenta de las torrenciales lluvias y las basuras arrojadas.

“Hoy debemos enfocar acciones para mitigar el riesgo de que haya más damnificados, ya pasamos las 4.000 familias en el departamento de Córdoba y estamos articulados desde la Gobernación para trabajar con las alcaldías y atender esta situación compleja”, indicó el mandatario.

También confirmó que son 13 los municipios que a la fecha han declarado la calamidad pública.

La calamidad pública la declararon Montería, Lorica, Cotorra, San Pelayo, Buenavista, Los Córdobas, Canalete, La Apartada, Tuchín, Ayapel, San José de Uré, Montelíbano y Puerto Libertador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.