Rotundo éxito tuvo el Festival del Frito de San Antero, que durante tres días vendió más de 6.400 unidades, dando al paladar de los comensales sabores auténticos del mar.

Este evento gastronómico permitió dinamizar la economía de este municipio costanero que empieza a levantarse tras los estragos económicos que dejó la pandemia para el sector turístico.

Varias familias tradicionales de San Antero como la Cuesta, la Rumie y la Ladeuth participaron en este evento que ofreció fritos de diferentes sabores del mar como camarón, mariscos, pescado, buñuelo de frijol, empanadas mixtas, entre otros.

Además de las ventas locales también se ofreció el servicio a los municipios cercanos de Lorica y Coveñas y se repartieron bandejas para freír en casa.

Iván Zambrano, organizador del evento, invitó a la administración pública adelantar eventos como este, que garanticen una reactivación económica en el municipio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.