La estrella del fútbol portugués reemplazó dos botellas de Coca-Cola -patrocinadora de la Eurocopa- por una de agua, durante una conferencia de prensa el lunes 14 de junio. Los títulos de la compañía en la Bolsa de Nueva York tuvieron un cierre negativo en la jornada del martes.ANUNCIOS

Que la estrella del fútbol Cristiano Ronaldo haya descartado dos botellas de Coca-Cola y las haya reemplazado por una botella de agua durante una rueda de prensa es un gesto que, para muchos, pudo pasar inadvertido. Pero no para el mercado bursátil.

El deportista portugués descartó la famosa bebida azucarada durante una rueda de prensa el lunes en Budapest, en la previa del partido inaugural de la Eurocopa frente a Hungría, y de inmediato, las acciones de la multinacional comenzaron a caer en la Bolsa de Nueva York.

El delantero de la Juventus y de Portugal miró hacia un lado antes de alejar las botellas y decir «beba agua» mientras su micrófono aún estaba apagado antes de decir con desaprobación: «Coca-Cola».

El video solo se hizo viral en redes sociales un día después, el martes. Coincidencia o no, la capitalización bursátil de The Coca Cola Company, es decir, su valor en bolsa, bajó casi 500 millones de dólares frente al cierre del lunes, al pasar a poco más de 239.476 millones de dólares a 239.000 millones.

Pero si la comparación se hace frente al cierre del viernes, cuando el valor bursátil de la empresa era de poco más de 242.000 millones de dólares, la pérdida habría superado los 3.000 millones de dólares. Por la diferencia horaria, lo que sucedió en la tarde del lunes en Budapest pudo impactar las últimas transacciones de ese mismo día en Nueva York.

Un gesto que podría costar más que millones

La de Cristiano Ronaldo es una maniobra que fácilmente pudo enfurecer a Coca-Cola como uno de los patrocinadores principales de la Eurocopa, pues más que un descenso en sus acciones, lo incalculable es el costo de su gesto para la reputación de la marca de bebidas.

Cristiano Ronaldo ha ganado fama por llevar sus obsesiones por la vida fitness a otro nivel para conseguir mantenerse en forma a sus 36 años. Por eso, lo ocurrido el lunes en Budapest le valió, incluso, ciertas críticas.

Un usuario de Twitter criticó que el mismo deportista que recomienda no beber Coca-Cola sea la imagen publicitaria de la reconocida cadena de restaurantes KFC que, a su vez, aprovechó el comentario para hacer su propia publicidad.

El consumo de bebidas azucaradas ha aumentado en todo el mundo en las últimas décadas y está relacionado con la obesidad, que en sí misma aumenta el riesgo de cáncer. La Organización Mundial de la Salud recomienda que las personas limiten su consumo diario de azúcar a menos del 10% de su ingesta energética total.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.