El vocero de la Federación Colombiana de Educadores, Nelson Alarcón, dijo que el retorno a clases presenciales es un anhelo de los docentes, pero le recordó al Gobierno que, entre tantas falencias, hay un 25% de los colegios sin servicios vitales como el agua potable.

Para hablar de regreso a clases presenciales con protocolos sanitarios se debe garantizar servicios como el agua potable, aseguró el vocero sindical, al reconocer que el plan de vacunación avanza satisfactoriamente entre los maestros.

En zonas rurales de ciudades capitales como Montería, hay problemas con el desabastecimiento de agua potable. En tiempos de verano deben recurrir a corro tanques para atender a las comunidades y en invierno dependen de las lluvias. Otros se abastecen de represas, pero la eficiencia del servicio ni es estable, ni cuenta con garantías de potabilidad, necesaria en la pandemia.

En Colombia, según Fecode, han sido vacunados más 60.000 maestros de los 332.000 que se encuentran inscritos para ser inmunizados en la tercera etapa de la fase uno del Plan Nacional de Vacunación.

«Siempre lo hemos dicho queremos volver a nuestro escenario natural de la pedagogía, de la academia que es la escuela, lo único que estamos pidiendo son garantías de bioseguridad para los jóvenes y los niños”, dijo Alarcón.

También señaló que, se deben concertar y negociar unas condiciones mínimas para el retorno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.