Boca abajo y sobre su propio charco de sangre quedó el cuerpo sin vida un hombre, quien fue tiroteado la tarde del jueves, 3 de septiembre en el municipio de San Pelayo, Córdoba.

La víctima, quien fue identificada como Francisco Miguel López Segura, se encontraba dentro de su casa, ubicada en la vereda Boca de López, donde fue interceptado por dos sujetos que llegaron en moto y le dispararon en reiteradas ocasiones.

Se conoció que el infortunado intentó correr para salvarse, pero cuatro disparos alcanzaron su humanidad y quedó sin vida en el sitio, mientras los criminales huyeron con rumbo desconocido.

Al sitio sangriento acudió una comisión policial que se encargó de resguardar el cadáver hasta la llegada de los funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), quienes colectaron las evidencias y trasladaron el cuerpo a la morgue de la localidad.

Hasta el momento, las autoridades no manejan un móvil preciso en este hecho, por lo que iniciaron las indagaciones en el entorno social y familiar de la víctima para determinar responsabilidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.