Buen ritmo lleva la construcción de la tercera fase del SENA en el municipio de Montelíbano, un proyecto de impacto para el Alto San Jorge.

La empresa Cerro Matoso y la constructora Fevial reportaron un avance del 70% en las obras, que se reanudaron en junio, luego de estar suspendidas en los meses críticos de la pandemia.

Más de 35 habitantes de Montelíbano forman parte del equipo que adelanta las obras, lo que genera empleo en la subregión.

La tercera fase del SENA del Alto San Jorge contempla un área construida de 1.200 metros cuadrados en donde se ubicarán los bloques de alimentos, control de calidad y áreas administrativas. La inversión, cercana a los $8.800 millones, también incluye la construcción de vías alternas, paisajismo, una cancha polideportiva y dotación.

También avanza la compra de la dotación para los ambientes de cárnicos, lácteos, fruver y gastronomía, que incluye bar restaurante y cocina y cuyos cursos de formación estarán enfocados en líneas de procesos, también incluye la dotación para el laboratorio de control de calidad, economato enfermería y mobiliario para el bloque de administración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.