Tomó juramento en la Casa de Nariño ante el presidente Iván Duque.

Con un minuto de silencio en honor a todas las víctimas de la violencia asumió este martes Carlos Ernesto Camargo Assis como Defensor del Pueblo, ante el presidente de la República, Iván Duque.

En su discurso, Camargo Assis afirmó que “no podemos permitir que los grandes problemas que nos deja la pandemia nos hagan olvidar de los líderes sociales, de los desplazados, de las víctimas, de la violencia de género, de los riesgos ambientales, de los abusos infantiles, de los derechos de los pueblos indígenas, de la inclusión, de la diversidad, de la protección a la infancia y al adulto mayor, de la situación penitenciaria, de los estudiantes, de los temas agrarios y de tantas y tantas problemáticas que no podemos olvidar ni distraernos con ellas, ni mucho menos permitir que se deterioren por falta de atención”.


“La Defensoría del Pueblo debe estar en los territorios protegiendo y velando por los principios de nuestra democracia,  porque donde son vulnerados los derechos humanos nuestra democracia está asediada o amenazada”, sostuvo Duque.

Valoró la trayectoria académica y profesional de Camargo Assís, quien en el último cargo estuvo como Director Ejectuvio de la Federación Nacional de Departamentos.

Para Duque, “la mayor amenaza a los derechos humanos en Colombia es el narcotráfico, es el microtráfico y son todas las cadenas criminales que se alimentan de esa actividad delictiva. No nos llamemos a engaño, el ELN,  las disidencias de las FARC, el clan del golfo, los pelusos, los caparros y cualquier otra estructura criminal hoy en Colombia buscan pertrechar del narcotráfico y buscan intimidar a distintos lugares del territorio, por eso es necesario llamar las cosas por su nombre, por eso tenemos que reconocer que a más coca menos paz,porque detrás de los cultivos están presentes estas estructuras criminales, las que están masacrando jóvenes en muchos lugares del territorio, las que están asesinando líderes sociales, las que están atacando también a quienes han hecho una apuesta por la legalidad saliendo de la criminalidad en un proceso generoso de nación, pero no menos exigente en el campo de nunca volver a la actividad criminal”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *