A tres semanas de haberle solicitado a la Secretaría de Planeación de la Alcaldía de San Pelayo la reparación de las fugas en las alcantarillas, los vecinos del barrio El Binde se encuentran desesperados por las aguas negras que atraviesan el sectores y la ineficiencia de la administración municipal para solucionar el problema.

Vecinos del sector explicaron que el pasado miércoles 14 enviaron una carta a la Alcaldía, pero hasta la fecha no han obtenido respuesta y el hedor se ha vuelto inaguantable.

Residentes en la zona aseguran que la situación está afectando la salud de todos quienes la están padeciendo y le exigen una pronta solución a la Alcaldía de San Pelayo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.