El presidente estadounidense continúa con mitines multitudinarios su campaña por la reelección sin cautelas por la pandemia que ha enfermado a unos 8,7 millones de personas en el país.

“Los votantes me van a juzgar por un montón de cosas, y una de las que hemos hecho realmente un buen trabajo es con la COVID. Tendríamos millones de gente muerta si no hubiésemos hecho lo que hicimos”, dijo Trump, quien pasó de minusvalorar el virus a reconocer su gravedad, desde la Casa Blanca antes de partir para un acto de campaña en Michigan.

En los últimos días, el mandatario ha insistido, pese a que los números han repuntado en las últimas semanas, en que la pandemia “está terminando”.

“Los medios solo hablan de covid, covid, covid (…) Solo queremos vida normal, ¿verdad? Y está sucediendo, muy rápidamente”, dijo el lunes en un acto en Pensilvania.

Las palabras de Trump contrastan con la preocupante realidad en Estados Unidos, especialmente en zonas rurales que son las más afectadas ahora por el repunte de casos.

Precisamente la gobernadora del estado de Illinois, J.B. Pritzker, indicó que “parece haber una tormenta del COVID en marcha” al justificar nuevas medidas de restricción de actividades.

La falta de coordinación en gestión y los contradictorios mensajes sobre el coronavirus en EE.UU. se han convertido en una arma política por la oposición demócrata cuando el país entra en la última semana de campaña.

$!Trump insiste en la “vuelta a normalidad” mientras la COVID-19 aumenta en EE.UU.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.