Mientras que en Colombia políticos, artistas, miembros de la farándula y personas del comuna hacen fiestas, parrandas; asisten a megarumbas y matrimonios ‘encopetados’ con decenas de asistentes y no pasa nada, en Noruega, la Policía de esa nación multó a la Primera Ministra, Erna Solberg (el equivalente al Presidente de la República), con 20 mil coronas, unos 8 millones de pesos por haber celebrado su cumpleaños acompañada por 10 personas.

La policía esgrimió que la Primera Ministra violó las restricciones fijadas por las autoridades para contener la propagación del coronavirus.

La familia de Solberg se reunió dos noches seguidas a finales de febrero para festejar el cumpleaños número 60 de Solberg: una en un restaurante y la otra en un apartamento en la estación invernal de Geilo (sureste), en ambos casos con más de diez personas, violando las normas vigentes.

Solberg no pudo asistir al restaurante porque se tuvo que desplazar a Oslo para ser atendida por un oculista, aunque sí estuvo presente al día siguiente, pero la Policía considera que fue ella quien organizó ambos eventos y que al ser la jefa de Gobierno merece una multa.

“Solberg es la persona electa más destacada del país. La policía estima que es correcto reaccionar con una multa”, señaló la Policía noruega.
La Primera Ministra, quien ostenta el cargo desde 2013, se disculpó por lo sucedido en su página de Facebook.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.