El Inpec confirmó también que 469 internos saldrán con permisos de 72 horas para visitar a sus familias.

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), inició el plan piloto para la reactivación de visitas a internos en las cárceles del país, en medio de la emergencia por la propagación de la COVID-19.

El director de esa entidad, general Norberto Mújica, confirmó que este fin de semana se iniciarán las pruebas en una cárcel militar con 24 internos, para que sus familiares puedan visitarlos en el penal.

Esta decisión se toma casi siete meses después de que se decretara la emergencia sanitaria por el coronavirus, mientras se conoció que tanto los internos como sus visitantes, deberán someterse a pruebas de COVID para evitar que se presenten nuevos contagios.

“Vamos a empezar con pruebas piloto en unos establecimientos pequeños especiales, que nos permiten revisar cómo podríamos hacer este tipo de visitas. Esta prueba piloto arranca este fin de semana y cada privado de la libertad recibirá una visita, a los 7 días les vamos a hacer pruebas de coronavirus”.

En ese sentido, el oficial señaló que “vamos a analizar cuál fue el impacto durante este mes de octubre y basados en los resultados y también en el comportamiento del país frente a la pandemia, iremos tomando las medidas de manera escalonada”.

De otra parte, el director del Inpec se refirió también a los permisos que otorga esa entidad para que algunos internos puedan salir a visitar a sus familiares.

Explicó que, a partir de hoy salen 469 internos de las 132 cárceles del país, podrán realizar estas visitas durante 72 horas, luego de verificar que no estén contagiados.

Para evitar que se registren nuevos contagios, el general Mújica señaló, que los internos que sean beneficiados con esta clase de permisos, serán aislados durante 14 días y sometidos a la prueba de coronavirus.

“Sabemos de una posibilidad de rebrote que puede llegar a presentarse en estos días, y por eso queremos empezar con los permisos de 72 horas, porque nos permite que al regreso de esos privados de la libertad podamos garantizar las medidas de bioseguridad y poder mantener nuestra población reclusa bajo los mínimos de posibilidad de contagio”.

Agregó que “a partir de hoy podrán salir y disfrutar del permiso de 72 horas sin embargo, cuando regresen deberán estar aislados y a los 7 días, les haremos la prueba de COVID-19 y de acuerdo al resultado, ingresarán nuevamente a los patios en los que permanecen recluidos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *