Parece que el grito de auxilio de muchos estudiantes y profesores de la zona rural del país que no cuenta con instituciones educativas adecuadas para recibir sus clases puede tener un alivio, de acuerdo con un plan de inversión para obras de mejoramiento y construcción por $540.000 millones, para las zonas rurales y los grupos étnicos, que realizará el Gobierno nacional.

El Estado busca incrementar la capacidad de la infraestructura educativa y propiciar mejores ambientes de aprendizaje en los niveles de educación preescolar, básica y media.

La declaración de importancia estratégica que garantiza los recursos para beneficiar cerca de 444.000 estudiantes fue aprobada por el Consejo de Política Económica y Social (CONPES) y será ejecutada por el Ministerio de Educación Nacional.

El monto total de la inversión de $540.000 millones dispone los recursos en dos componentes: (1) de mejoramiento de infraestructura para el cierre de brechas en el acceso al sistema educativo rural, y (2) de generación de capacidades de infraestructura educativa para atender las necesidades de los grupos étnicos y territorios priorizados en acuerdos logrados en procesos de movilización social.

Mediante el componente de mejoramiento se intervendrán alrededor de 2.000 sedes educativas rurales o ubicadas en municipios con alta demanda rural, que beneficiarán a aproximadamente 400.000 estudiantes.

En el caso del componente de generación de capacidades de infraestructura educativa para grupos étnicos y acuerdos territoriales, se busca intervenir con mejoramientos, ampliaciones o restituciones, que utilizarán cerca de 44.000 estudiantes del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.