Más de 10.000 afectados por el nuevo coronavirus murieron en las últimas 24 horas en el mundo.

Sin contar posibles correcciones o modificaciones de las autoridades sanitarias, esta es la primera vez desde el inicio de la pandemia que se alcanza la cifra simbólica de 10.000 muertes en 24 horas.PUBLICIDAD

Cerca de la mitad (4.961) de esas muertes (10.010) fueron registradas en Europa, 1.868 en América Latina y el Caribe, y 1.330 en Estados Unidos, el país que registró el mayor número de decesos en 24 horas.

En los últimos siete días 18 países, de los cuales 11 europeos, registraron como media más de 100 muertes diarias. Estados Unidos registró 1.038 al día como media, India 566 y Francia 552.

Europa es la región que más muertes declara desde hace semanas. En los últimos siete días, los 52 países de la región han visto incrementarse en un 25% el número de muertos respecto a la semana anterior.

Entre los países que registraron más de 700 muertos en una semana, Italia es el que registra la tendencia más inquietante: 3.189 muertos en siete días, en comparación con 1.859 la semana precedente, es decir un aumento del 72%. Le siguen Alemania (955, +52%), Polonia (2.330, +43%), Francia (3.861, +34%) y Bélgica (1.435, +32%).

Otro consejero de Trump. positivo de COVID-19

Desde Washington, la agencia Afp informó que un consejero del presidente Donald Trump anunció este jueves que dio positivo a las pruebas del COVID-19, uniéndose así a varios miembros del entorno del presidente de Estados Unidos que contrajeron el coronavirus desde las elecciones del 3 de noviembre.

Corey Lewandowski, miembro del equipo jurídico encargado de tramitar los recursos en varios estados donde los republicanos denuncian fraudes electorales, confirmó a la cadena CNBC que había dado positivo la víspera.

“Me encuentro muy bien”, subrayó sin embargo este consejero de 47 años en un mensaje a CNBC.

Lewandowski participó el sábado en una rueda de prensa en Filadelfia con el abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, y el hijo del presidente Eric Trump.

El consejero estuvo también en la Casa Blanca el 3 de noviembre para seguir desde allí la noche electoral, como otros miembros del entorno del presidente que desarrollaron después el covid-19, según reportaron varios medios estadounidenses.

El director político de la Casa Blanca, Brian Jack, dio positivo durante el fin de semana, así como la antigua consejera de Trump Healy Baumgardner, el jefe de gabinete del presidente, Mark Meadows, el secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, Ben Carson, y David Bossie, jefe del equipo jurídico del mandatario republicano.

Varios altos responsables de la administración Trump contrajeron el coronavirus en los últimos meses, incluido el propio jefe de Estado y su esposa Melania, a comienzos de octubre.

Según varios medios, otro responsable del partido republicano, Richard Walters, también ha dado positivo en las últimas horas.

Estados Unidos registraba el jueves más de 242.000 muertes a causa del covid-19 desde el comienzo de la pandemia, por más de 10,4 millones de contagios totales. La media de contaminaciones supera los 100.000 nuevos casos cada día.

Bloquedas campañas contra el sarampión

Desde Ginebra se informó que los esfuerzos para combatir la pandemia de COVID-19 bloquearon las campañas de vacunación contra el sarampión en dos docenas de naciones, afectando a 94 millones de personas, advirtieron el jueves la OMS y las autoridades sanitarias de EEUU.

La gravedad de la situación se aprecia frente a las estadísticas según las cuales en 2019 el sarampión mató a 207.500 personas, un balance 50% superior al de cuatro años antes.

Desde “antes de la crisis de coronavirus, el mundo estaba atrapado por una crisis de sarampión, que no ha desaparecido”, dijo Henrietta Fore, directora ejecutiva de UNICEF.

La Organización Mundial de la Salud y los centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos advierten que “en noviembre, más de 94 millones de personas corrían el riesgo de no ser vacunadas como estaba previsto debido a la interrupción de las campañas de control del sarampión en 26 países”.

De los países que pospusieron las campañas programadas para 2020, solo ocho (Brasil, Etiopía, Nepal, Nigeria, Filipinas, República Centroafricana, República Democrática del Congo y Somalia) han reanudado las vacunaciones.

El sarampión ha progresado en todas las regiones, y se han registrado epidemias importantes en la República Democrática del Congo, Madagascar, Ucrania, las islas Samoa y Brasil.

En total, se notificaron casi 870.000 casos de sarampión en 2019, la cifra más alta registrada desde 2016.

Para el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, “estos datos muestran claramente que no estamos protegiendo a los niños contra el sarampión”.

Y sin embargo, agregó, “sabemos cómo prevenir brotes y muertes por sarampión”.

El sarampión, caracterizado por la erupción de manchas rojas en la piel, es causado por un virus que se transmite muy fácilmente por contacto directo o en el aire.

La mayoría de las muertes se deben a complicaciones de la enfermedad y entre las más graves la OMS cita ceguera, encefalitis, diarreas, infecciones de oído e infecciones respiratorias graves como la neumonía.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.