Carlos Ramos Corena, conocido en redes sociales como el Cirujano de las Barbies, fue condenado por un juzgado de Medellín por homicidio culposo. Él y una de sus colegas, Ana María Socarrás Espitia, estarían involucrados en la muerte de una mujer.

Los hechos ocurrieron en el 2011, cuando una paciente quiso realizarse algunos procedimientos estéticos. Después de una mamoplastia, liposucción y un procedimiento en los glúteos, falleció a los pocos días.

Según la sentencia proferida por el juzgado 22 Penal del Circuito de Medellín, a la mujer no se le advirtió del riesgo de dichos procedimientos estéticos. Incluso a los condenados se los señala de elegir libremente a un médico porque no fue operada por Ramos sino por Socarrás.

Otra de las razones que se dictan en la sentencia contra el Cirujano de las Barbies fue que no hospitalizaron a la mujer a pesar de las señales de riesgo que presentaba tras las intervenciones.

Finalmente se habla de una condena de 40 meses de prisión y una multa de 30 salarios mínimos contra el Cirujano de las Barbies y su colega. Sobre el ejercicio de su profesión, también fueron inhabilitados por 40 meses para cumplir con sus funciones públicas.

Además de ser conocido por su sobrenombre, también es recordado en redes por haber operado en el pasado a algunas influenciadoras como Yina Calderón

¿Qué dice la familia del Cirujano de las Barbies?

Ante la situación, Manuela Ramos, la hija de Carlos, respondió en sus redes para aclarar la situación. Uno de los primeros puntos sobre los que se refirió fue sobre el cierre de la cuenta de Instagram de su padre y envió un mensaje a quienes envían “maldad”.

“Ustedes piensen lo que quieran. A nosotros como familia en este momento nos importa cero lo que piensan. Solo nosotros sabemos el tipo de persona que es mi padre”, contó Manuela.

Finalmente aclaró que, por el momento, el Cirujano de las Barbies no está en prisión y agradeció los mensajes de apoyo de sus seguidores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.