Según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, 18.1 millones de personas en el mundo consumieron cocaína en el último año (2019).

Cifras del DANE indican que el consumo problemático en Colombia es de 26.350 personas, país donde más rápido llega a cocaína a domicilio y 18.8 es la edad de inicio promedio de consumo de sustancias psicoactivas ilegales.

“Los programas para combatir la adicción de las drogas disponibles actualmente no son adecuados para muchos de los usuarios por elmodelo que utilizan”. Con esta postura y datos suministrados por Julián Quintero, director de la Corporación Acción Técnica Social (ATS) se dio inicio a la audiencia pública del Proyecto de Ley para la Regulación del mercado de la hoja de coca y sus derivados, presidida por el senador Armando Benedetti.

“Este Proyecto de Ley contempla que el Estado compraría la totalidad de la cosecha de hoja de coca en Colombia, esa cosecha está circunscrita a unas áreas que fueron georeferenciadas por las ONU, explicó el Senador Iván Marulanda.

El legislador recordó que 88 billones de pesos se invirtieron en erradicación de la hoja coca entre 2002 y 2015, lo que equivale al presupuesto del Ministerio de Agricultura para 50 años y “lo más triste fue que ese proceso no funcionó”, de acuerdo con sus palabras.

El senador Feliciano Valencia en su intervención fue contundente al manifestar que “la política prohibicionista de los derivados de la hoja de coca y la lucha fracasada de la política antidrogas ha colocado en riesgo los territorios de las comunidades indígenas, de los campesinos, e incluso la espiritualidad por la que se rigen”.

“El Proyecto de Ley está centrado en la compra de la hoja de coca, pero en realidad no podría luchar contra la realidad económica, no es la hoja de coca, es la agroindustria alrededor de la hoja de coca”, enfatizó el senador Gustavo Petro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.