El colombiano de 30 años, Diego Alexánder Ruiz fue capturado en Chile en la noche del lunes 9 de noviembre tras ser señalado de asesinar a siete personas en ocho días en el barrio Meiggs, en Santiago.

Con sorpresa y horror han reaccionado los habitantes de Santiago de Chile luego de que la Policía de ese país capturara a un ciudadano colombiano, oriundo de Cali, a quien acusan de cometer al menos siete homicidios, cinco en un mismo día, en poco más de una hora.

El pasado lunes las autoridades chilenas confirmaron la detención de Diego Alexánder Ruiz Restrepo, quien había llegado en 2013 a ese país en calidad de turista.

La aprehensión de Ruiz Restrepo se logró tras una investigación en la que se analizaron las imágenes de varias cámaras de seguridad y, así, se logró establecer el recorrido «de ida y regreso del imputado», según lo revelado por la Fiscalía de la región metropolitana Centro Norte del país austral.

Los asesinatos

Las autoridades chilenas indicaron que el colombiano habría tenido participación en «siete homicidios consumados y dos frustrados», ocurridos en la región metropolitana de Santiago.

Los asesinatos por los cuales se le acusan ocurrieron entre el 1 y el 8 de noviembre pasado, y la mayoría de víctimas eran habitantes de calle. De acuerdo con la investigación de la Fiscalía, «el imputado no interactuaba con las víctimas y varias de ellas dormían cuando fueron atacadas».

«Era un sujeto que estaba repitiendo el patrón, que hacía secuencias de caminatas en ciertos sectores idénticos entre la semana pasada y esta semana», indicó la fiscal Pamela Contreras, encargada del caso.

Los primeros dos homicidios se registraron el 1 de noviembre. Sus víctimas fueron Carlos Andrés Rivas Ángulo, también colombiano y de 35 años de edad, y Guido Hernán Gallardo Contreras, de 64 años. Ambos ocurrieron sobre la avenida Libertador Bernardo O’Higgins de la capital chilena, con 35 minutos de diferencia entre uno y otro.

Los siguientes cinco homicidios ocurrieron el pasado domingo 8 de noviembre, en el lapso de tan solo una hora y diez minutos. Entre las 3:20 a.m. y las 4:30 a.m., Ruiz Restrepo habría asesinado a Marcia Margot Tapia, Leonidas Vicente Panes, Pedro Manuel Bustamante y dos hombres más, aún no identificados.

El hombre también tiene una investigación relacionada con un cadáver de una persona en situación de calle hallado en marzo en la comuna Estación Central de Santiago.

La fiscal Contreras informó que el hombre no reconoció todos los hechos, aunque sí admitió su participación en algunos.

«Se la pasaba en conflictos»

Diego Alexánder Ruiz Restrepo residía en Chile desde 2013, cuando llegó en calidad de turista. Era oriundo de Cali y estudió en un colegio de la comuna 15 de la ciudad.

Aunque había intentado regularizar su situación en Chile en 2018 y 2019, su solicitud fue rechazada pues registraba antecedentes penales por delitos como porte de arma cortante, amenazas y robo con sorpresa, al ser hallado responsable de hurtar el teléfono celular a, al menos, dos personas.

Ruiz Restrepo no fue expulsado de ese país porque «tenía órdenes de arraigo y procesos pendientes en la justicia, y por lo tanto lo que correspondía era que investigara su participación en delitos y eventualmente, dependiendo de cuál fuera la pena, él tendría que haber cumplido su condena en Chile», indicó el subsecretario del Interior de ese país, Juan Francisco Galli.

Por su parte, los vecinos del colombiano indicaron a medios chilenos que el hombre llegó a protagonizar «peleas y peleas muy agresivas, incluso con cuchillo», lo que provocó que le pidieran que abandonara su residencia en Villa Portales.

«Se la pasan en conflictos. Hace tiempo atrás, también tuvo un incidente con otra persona acá en donde en una riña por algo, bajó y también forcejeó y parece que también sacó un arma blanca», dijo otro vecino al noticiero 24 horas de TVN Chile.

Sin embargo, su familia continuó residiendo en el lugar, puesto que los inconvenientes se presentaron específicamente con Diego Alexander y el resto de sus parientes eran bien referenciados por la comunidad. Pasado un tiempo, el joven terminó regresando a la residencia, hasta donde llegó la Policía el pasado lunes y lo arrestó.

Las autoridades colombianas, además, investigan si el hombre tenía algún tipo de antecedente en el país, con el fin de aportar esta investigación a la justicia chilena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.