El expresidente Álvaro Uribe Vélez , que se encontraba detenido por presunta manipulación de testigos desde el 4 de agosto pasado, fue dejado en libertad este sábado luego de que la jueza 30 de control de garantías determinara que al procesado no se le ha surtido la imputación de cargos.

Así acogió la petición hecha por la Fiscalía, la Procuraduría y la defensa de Uribe Vélez. No obstante, aclaró que no se cuestiona la decisión de la Corte Suprema de Justicia ni su validez, por lo que en ese sentido llamó la atención al fiscal Gabriel Jaimes Durán.

Sostuvo también que la indagatoria que la Corte Suprema le adelantó en octubre de 2019 al exmandatario no es equivalente a la imputación de cargos.

El caso de Uribe Vélez quedó en manos de la justicia ordinaria luego de que el líder del Centro Democrático renunciara a su curul en Senado, el pasado 16 de agosto.

Así las cosas, la investigación continuará con el exmandatario en libertad. Frente a esto, la Fiscalía había anunciado que revisará las pruebas practicadas por la Corte.

En conclusión la jueza 30 penal municipal con función de control de garantías de Bogotá decidió otorgar este sábado la libertad al exsenador y expresidente Álvaro Uribe y revocar así la medida de atención domiciliaria, en el proceso en su contra por los delitos de soborno a testigos y fraude procesal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.