Después de año y medio de permanecer cerrado por adecuaciones de las instalaciones y por dificultades de la pandemia, se reabrió el Centro Regional de Atención a Víctimas (CRAV) de Montería, de manera conjunta con la administración municipal.

Para ese centro, donde en promedio acuden 400 personas por día, la Unidad para las Víctimas destinó el personal (orientadores y documentadores) que brindarán atención enfocada en atender y resolver las dudas e inquietudes de los usuarios frente al estado de sus procesos de atención, asistencia y reparación.

“Durante las jornadas se cumplirá estrictamente con todos los protocolos de bioseguridad para así proteger la salud de los visitantes al CRAV”, afirmo Ingrid Patricia Acosta Pimienta, directora territorial de Córdoba de la Unidad.

Se espera que en esta nueva fase sean atendidas 300 personas en las horas de la mañana y 100 en horas de la tarde, evitando con ello largas filas. El orden de recepción se definirá según los enfoques diferenciales que toma la Unidad para las Víctimas, como: adultos mayores, personas en condición de discapacidad y lugar de residencia.

Así mismo, se atenderá a los sobrevivientes en horario continuo de lunes a viernes de 7 a.m. a 4 p.m. por turno asignado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.