La Procuraduría General de la Nación sancionó con destitución e inhabilidad general por 12 años al exgerente del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA de Sucre, Iván Augusto Sierra Martínez, por incremento patrimonial injustificado.

El Ministerio Público estableció que, sobre las oficinas del ICA en San Marcos, Sucre, estuvieron vigentes al mismo tiempo dos contratos de arrendamiento. En uno de ellos el arrendatario era la Alcaldía municipal, pero en el otro el arrendatario era el ICA. Sierra Martínez, como gerente del ICA, suscribió este arrendamiento con la propietaria del inmueble para que ella le entregara el dinero proveniente de los cánones pagados por el ICA, derivando de ello un incremento patrimonial injustificado.

En consecuencia, el Estado colombiano pagó doble canon de arrendamiento del inmueble donde funcionaba la sede del ICA en este municipio sucreño.

Advierte el fallo de primera instancia que el disciplinado sabía que existía ya un contrato de arriendo y convenció a la propietaria de firmar nuevos contratos con el mismo objeto para, posteriormente, «exigirle que le devolviera todo o parte de los cánones pagados a ella por el ICA bajo la excusa de que serían destinados a arreglo o mantenimiento de la casa, pero en realidad era para su propio beneficio».

La falta disciplinaria fue calificada por el ente disciplinario como gravísima a título de dolo.

En este fallo fue absuelto Luis Miguel Berrocal Arrieta, quien había sido investigado en su condición de funcionario de la Seccional Sucre del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.