La administración municipal cerró calles para convertirlas en pasos peatonales para entrar a la modernidad, pero no pensaron que a futuro esto sería contraproducente por la llegada del invierno.

Las fuertes lluvias que cayeron entre la noche del pasado lunes y la madrugada de este martes pusieron en evidencia las fallas que presentan las obras de construcción del pasaje peatonal en la calle 17 de Montelíbano.

En este sector de la zona urbana, más de una decena de establecimientos comerciales terminaron inundados, situación que generó pérdidas millonarias.

Los comerciantes afectados señalan que nunca antes se habían inundado como en esta ocasión, al tiempo que cuestionan la capacidad hidráulica y fallas en el diseño de la obra en las que la administración municipal invierte más de 3 mil millones de pesos.

Ante las afectaciones sufridas, el gremio le pide al alcalde José Cura que revise los diseños del pasaje peatonal para que las inundaciones en el sector de la calle 17, no se conviertan en una constante en el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.