Una buena cantidad de usuarios en Montería dejaron de pagar la factura de agua potable en razón al decreto nacional que estableció que, durante el estado de emergencia por la pandemia, estaba prohibido suspender servicios públicos vitales como el agua potable.

Sin embargo, el decreto feneció y a partir del 1 de noviembre quienes acumulen deudas y no hayan pagado, o realizado acuerdos con las empresas, pueden ser suspendidos del servicio.

Ante esa situación, la empresa Veolia, abrió varias líneas de financiación de deudas para que los usuarios eviten quedarse sin servicio de agua en el remate del año.

El gerente comercial de la empresa de acueducto en Montería, Álvaro Negrete Montes, resaltó que entre las diferentes alternativas de pago que se ofrecen están acuerdos de hasta por 96 meses.

Los cortes comienzan desde el primero de noviembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.