El Índice de Precios al Consumidor nuevamente se vio impulsado por los precios de los alimentos que han subido 27% este año.

El Dane reveló la cifra de inflación para noviembre, lo primero que resalta es que el Índice de Precios al Consumidor se disparó a 12,53% para este periodo y se mantiene aún en los niveles más altos desde 1999 (cuando estuvo entre 11,1% y 13,5%, este último máximo de marzo de ese año).

Nuevamente la inflación no mostró señales bajistas, de hecho fue superior a lo que esperaba el mercado financiero el cual ubicaba el IPC del penúltimo mes del año entre 12,1% y hasta un máximo de 12,4%. Con base en esta cifra se espera que la Mesa de Concertación del Salario Mínimo tenga en cuenta el nivel de IPC para proponer un incremento del mínimo por lo menos arriba de 15%, por ahora se sabe que centrales obrares propondrán un debate desde 20% esta semana.

La directora del Dane, Piedad Urdinola, explicó que el IPC en su serie de solo noviembre fue 0,77% mientras que en lo corrido del año el costo de vida de los colombianos se ha incrementado 11,72%. La estadista detalló que este resultado fue producto de «la categoría que más pesa y con mayor variación es alimentos y bebidas no alcohólicas que tiene una variación de 1,50% y pesa 0,29 puntos porcentuales. En el mismo orden encontramos transporte, restaurantes y hoteles, (la primera pesa 1,35%, 1,18% la segunda). En este siglo no habíamos tenido un momento en el que vivir fuera tan caro».

Lo anterior señala que nuevamente la inflación en noviembre fue impulsada por los incrementos en los precios de los alimentos principalmente que se han disparado más de 27% anual.

Incremento del costo de vida por sectores
El informe del IPC muestra que en lo corrido de 2022, el costo de vida de los colombianos se ha visto afectado principalmente por la variación en alimentos y bebidas, este punto acumula una subida de 27,08% entre enero y noviembre, seguido de artículos para el hogar que va en un encarecimiento de 17,33%. El tercer punto que más sube en la inflación se nota en restaurantes y hoteles, ha subido 16,84%.

¿Qué denota estos resultados? Lo primero es que hacer su mercado con solo alimentos le cuesta 27% más de lo que necesitaba para ir a mercar en noviembre de 2021, y lo segundo es que para un restaurante y los hoteles, surtirse les es más costoso «por eso es que vemos una variación al alza en esas dos categorías», agregó Urdinola.

Hay que tener en cuenta que solo en noviembre, la inflación de alimentos si bien fue la que más se elevó (1,50%), lo segundo fue transporte (1,35).

Baja la inflación en los servicios públicos
La categoría de alojamiento y servicios públicos, el último año se ha encarecido 6,86%, los primeros meses del año gran parte de esta categoría fue por las facturas en recibos de la luz, pero el Dane destaca que el IPC de la energía empezó a caer, y de hecho en noviembre se ve una reducción de 1,14%, impulsado por el pacto tarifario que concretó el Gobierno y las empresas del sector.

¿Dónde fue más caro vivir en noviembre?
En la discriminación por ciudades del informe de IPC, solo en noviembre se nota que Cúcuta es la ciudad en la que vivir se hizo más caro ese mes. La capital de Norte de Santander tuvo una variación mensual de 1% y fue el dato más alto del país. El Top 3 lo completaron Pasto y Riohacha que tuvieron variaciones de 0,97 y 0,93 respectivamente.

Contrastó la situación de ciudades como Ibagué, Popayán, Santa Marta y Tunja, que presentaron la variación más baja en cuanto a su nivel de precios generalizados. La capital de Tolima tuvo un cambio en sus precios de 0,63; la de Cauca 0,62; la de Magdalena 0,5 y la de Boyacá 0,49. Esto, si bien es el porcentaje más bajo, según los expertos sigue siendo muy alto para ser el dato mensual.

Las ciudades que más se encarecieron durante el último año
El dato de inflación anual no muestra muchas diferencias en sus protagonistas. Cúcuta, con 15,71%, siguió siendo la ciudad que más se elevó para vivir cuando se comparan los precios de noviembre de 2022 con los de 2021. Riohacha (15,51%), al igual que en el dato mensual, aparece entre los primeros tres lugares y Valledupar (15,28%) completó las primeras tres.

Solo dos ciudades estuvieron por debajo del promedio nacional, que a su vez fueron las de menos variación en sus precios, allí Manizales y Bogotá fueron las protagonistas. La capital de Caldas vio su IPC anual en 12,14% y por último, la capital del país se ubicó en 11,47%.

El ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, proyectaba anteriormente que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) rondaría la tasa de 11% y 11,5%, meta que aún no se logra, por lo cual, va en contra de las proyecciones del Gobierno, pero se mantiene en lo esperado por el Banco de la República que ve que 2022 podría terminar arriba de 12%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.