En los videos se escucha a la menor de nueve años de edad gritar frenéticamente llamando a su padre, mientras los agentes en la ciudad del estado de Nueva York intentan retenerla.

Una niña de nueve años fue esposada y rociada con gas pimienta por oficiales de la Policía que respondían a un llamado por un altercado familiar en Rochester, estado de Nueva York (EE.UU.).

Los hechos tuvieron lugar el pasado 29 de enero. Este domingo la Policía hizo públicos los videos de las cámaras de los agentes que registraron el hecho.

Las imágenes muestran a los policías deteniendo a la niña, esposándola e intentando hacerla entrar por la fuerza en un patrullero. Mientras esto sucede la menor llora y llama a su padre, según la cadena CNN.

Entonces, una agente saca el gas pimienta y lo rocía sobre la niña, quien fue trasladada a un hospital en Rochester. En la conferencia de prensa en la que se presentaron los videos, la jefa de la Policía de Rochester, Cynthia Herriott-Sullivan, dijo que lo ocurrido es inaceptable. Por su parte, la alcaldesa de la ciudad, Lovely Warren, dijo que se había puesto en contacto con la madre de la menor de edad y que el video era una clara evidencia “de que tenemos que hacer más para apoyar a nuestros niños y a las familias”.

La alcaldesa afroamericana además condenó el uso de la fuerza contra los niños y prometió una investigación interna sobre las prácticas de los policías de la ciudad.

“No voy a pararme aquí y decirles que el rociar con gas pimienta a una niña de nueve años está bien. No lo está.”, subrayó Herriott-Sullivan, quien anotó que el hecho no representa al Departamento de la Policía.

Es la segunda vez en un año que policías de Rochester son acusados de actos violentos.

En marzo del año pasado murió el afroamericanno Daniel Prude, que entró en coma a raíz de su detención. La Policía le puso una capucha de tela en la cabeza después de que él escupiera a los agentes y afirmara que tenía el coronavirus.

En los videos se escucha a la menor de nueve años gritar frenéticamente llamando a su padre, mientras los agentes intentan retenerla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.