El propietario de la carnicería El Olímpico en Montería, Gustavo Muñoz Ospina, fue encontrado sin vida en la vereda Villa Nueva, cerca del corregimiento La Manta. Su cadáver presentaba múltiples impactos de bala en la cabeza.

Muñoz había estado desaparecido desde el miércoles 3 de julio, cuando salió de su casa con destino a una finca en el caserío El Líbano, en San Pelayo.

La comunidad de Montería se encuentra profundamente consternada por este asesinato. Familiares y amigos de Muñoz Ospina exigen justicia.

La Policía de Montería ha intensificado sus esfuerzos para reunir pruebas y testimonios que puedan arrojar luz sobre los eventos que llevaron a la muerte de Muñoz Ospina. Hasta el momento, no se han dado a conocer detalles sobre posibles sospechosos o motivaciones detrás del crimen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *