El senador de oposición Gustavo Bolívar calificó como una ‘jugadita’ que traicionó los acuerdos políticos internos, el hecho que no haya sido elegido como segundo vicepresidente del Senado.

Bolívar culpó de la ‘jugadita’ al Centro Democrático y la bancada del partido Conservador se haber votado en blanco y que esa intención lo derrotara en su propósito de alcanzar ese puesto en la nueva mesa directiva.

A renglón seguido, dijo desde su cuenta de twitter que su bancada se retiró «porque el uribismo no puede imponer alguien que no les incomode».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.