El jefe de la seccional de Tránsito y Transporte de Sucre, el mayor Julián Flórez Arias, de 35 años, falleció en la madrugada de este viernes en la clínica Santa María de Sincelejo.

El oficial había sido internado de urgencia el miércoles, 30 de junio, y este viernes sus compañeros recibieron la infausta noticia de su deceso. 

Una fuente de la Policía informó que sufrió una pancreatitis, al parecer provocada por una bacteria que habría contraído con la ingesta de algún alimento.

Será velado en cámara ardiente en las instalaciones del Comando de la Policía de Sucre. Era oriundo de Aguadas, Caldas, y deja a una joven viuda con dos pequeños hijos.

Vía Javier Barrios Pïneda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.