Según las autoridades, la plantación ilegal es propiedad del Clan del Golfo.

Tropas del Ejército Nacional, de manera conjunta con la Fuerza Aérea, la Armada, la Policía y la Fiscalía General de la Nación, lograron la ubicación en la vereda Naín, del municipio de Tierralta, Córdoba, de un semillero con gran capacidad de producción de este cultivo ilícito.

Este semillero, que al parecer pertenecía a la subestructura Javier Yepes Cantero del Clan del Golfo, fue destruido y representa un duro golpe a las estructuras logísticas y financieras de este grupo armado organizado. En el sitio se evidencia un grave daño ambiental producto de la deforestación para la siembra de esta cultivo ilegal que genera violencia en las regiones. Había un gigantesco semillero con unas 12 mil matas de coca.

El Ejército informó que la ofensiva contra las economías ilícitas en el Urabá antioqueño, cordobés y chocoano no se detiene, con el propósito de debilitar las estructuras logísticas, financieras y criminales de los grupos armados que delinquen en esta importante región del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.