El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol,Rfef, ha sancionado con cuatro partidos de suspensión al delantero colombiano del Getafe Juan Camilo ‘Cucho’ Hernández, por sus críticas al árbitro del encuentro que enfrentó a su equipo y al Granada, y exoneró a Ronald Koeman, técnico del Barcelona, quien también se mostró crítico con los colegiados tras el Clásico ante el Real Madrid.

En la resolución, se recuerda que tras el choque, el jugador criticó al árbitro Jesús Gil Manzano, del que dijo: “Sí me molesta en lo personal que, durante todo el partido, fue un poco irrespetuoso con nosotros, amenazándonos desde el primer minuto, así que te condiciona, condiciona el partido, pero bueno eso ya lo dejo a un lado”.

El Comité justifica la sanción al “Cucho” Hernández en que “la protección de la honorabilidad del colectivo arbitral es imprescindible teniendo en cuenta la importante labor que desempeñan” y recuerda que “no es posible obviar que aquel está permanentemente expuesto a un particular escrutinio mediático sobre cada una de sus decisiones y que, por ello, es merecedor de una especial protección frente a manifestaciones que sean ofensivas, como garantía de que puedan seguir desempeñando su labor con absoluta libertad de criterio y sin tacha alguna sobre su honorabilidad”.

Mientras que en el caso de Koeman argumentan que “la crítica de Ronald Koeman no era contra el estamento arbitral sino contra el uso del VAR.

Lo que sí ha considerado es multar al directivo del Barcelona Xavier Vilajoana con 1.803 euros, por sus duras palabras contra el árbitro Martínez Munuera tras el penalti de Lenglet a Sergio Ramos”.

La suspensión por cuatro partidos y la multa de 601 euros que se le impone al Cucho responde, según Competición, a una infracción del artículo 100 bis del Código Disciplinario de la Rfef, que tipifica como infracción grave “las declaraciones realizadas por parte de cualquier persona sujeta a disciplina deportiva, a través de cualquier medio, que cuestionen la honradez e imparcialidad de cualquier miembro del colectivo arbitral o de los órganos de la Rfef”.

Dicho artículo estipula sanciones de cuatro a doce partidos de suspensión y multas de entre 601 a 3.005 euros, aunque al no tener el delantero colombiano antecedentes disciplinarios, se ha decidido imponer la multa en su grado mínimo tanto en el número de partidos como en las cantidades económicas que deberá pagar.

En sus redes sociales el jugador colombiano publicó: “Hola a todos. Como saben me han sancionado con 4 partidos por dar una respetuosa opinión. Sobra decir que no diré nada pero ya sabrán lo que pienso… A trabajar y animar a mis compañeros desde fuera”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *