Un colectivo ciudadano liderado por el párroco de San José de Uré, emprendieron una campaña de solidaridad para socorrer a las familias que perdieron sus casas y pertenencias con la avalancha de la quebrada que afectó a cinco corregimientos y la zona urbana de este municipio del San Jorge.

Desde el corregimiento Versalles, duramente golpeado por la creciente súbita de la quebrada, se lanzó la campaña para reconstruir viviendas como la de la familia Mena, que quedó literalmente en la calle.

El templo de la iglesia católica del municipio fue convertido en el centro de acopio de materiales, alimentos no perecederos, frazadas y prendas de vestir para adultos y niños.

Las casas rurales las pretenden levantar en tablas y soportadas en listones.

“Los once concejales del municipio, de forma particular, se comprometieron a donar las tablas, pero nos hace faltan listones, clavos y demás materiales”, expresó Arturo Sotelo, periodista y líder social de la región.

En la población se recibe actualmente apoyo humanitario y acciones de infraestructura por parte de la Gobernación de Córdoba y la Alcaldía de San José de Uré, pero se vuelven insuficientes ante la magnitud de las afectaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.