El episodio delincuencial se presentó al medio día de este martes en el mercado público de Cereté, donde sujetos armados intimidaron al conductor y al ayudante de un camión repartidor de gaseosas, obligándolos a entregar el dinero del producido y otros objetos personales.

Es así que al tener más de un millón de pesos en efectivo y los celulares de sus víctimas, los sujetos emprendieron la huida logrando escabullirse sin que las autoridades pudieran capturarlos en flagrancia. 

Hay que señalar que las víctimas entregaron la descripción física de los delincuentes, para aportar este material probatorio a las autoridades que iniciaron las indagaciones para ubicar a los responsables de este caso de hurto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.