A principios de octubre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó la primera vacuna contra la malaria en el mundo. La noticia representó un hito importante en materia de salud global, pues desde hace más de 100 años la comunidad científica persigue una vacuna contra esta enfermedad parasitaria, no viral.

Frente a este escenario, la situación de la malaria en actualmente reporta el 10 por ciento de los casos de malaria que se registran en la región de las Américas. Por eso, el ministerio de Salud ve la vacuna con buenos ojos. Indicó Claudia Cuéllar, subdirectora de enfermedades transmisibles del Ministerio de Salud.

Para Cuéllar, el nuevo biológico podría ser una estrategia complementaria a las medidas de vigilancia, prevención y control que ya vienen trabajando el Minsalud. Sin embargo, el país primero deberá hacer todos los análisis respectivos.

«Hay que ver si es posible incluirlo como un nuevo biológico del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), teniendo en cuenta variables como la costo-efectividad, la carga de enfermedad y la población objeto, que son los niños», dijo; sin embargo, es pronto para tener una decisión al respecto.

Sobre las estrategias que se adelantan actualmente, la subdirectora indicó que el enfoque actual es en eliminar la malaria en 12 municipios de Colombia: diez en Chocó y dos en Nariño.

Estos territorios tienen el 60 por ciento de la carga de la enfermedad en el país. Adicionalmente, el Minsalud anualmente entrega toldillos y viene fortaleciendo la vigilancia en los territorios por debajo de los 1.600 metros a nivel del mar para logar diagnósticos y tratamientos oportunos. «Todo esto es totalmente gratuito», explicó.

«Sabemos que el mosquito transmisor no desaparecerá, pero nuestra meta es erradicar en los próximos 10 años la malaria en Colombia con diversas estrategias de prevención y cuidado como estas», enfatizó Cárdenas.

Según reporte del Instituto Nacional de Salud para el año 2021: «…en la semana epidemiológica 34 se notificaron 1.590 casos de malaria, teniendo un acumulado de 46.978 casos, de los cuales 46.249 son de malaria no complicada y 729 de malaria complicada. Predomina la infección por Plasmodium falciparum (P. falciparum), con el 51,5 %, seguido de Plasmodium vivax (P. vivax) con el 47,7 %, e infección mixta con el 0,8%…».

En este momento el país tiene tres focos activos: Urabá – Bajo Cauca – Alto San Jorge; Costa Pacífica y el de transición de la Orinoquia-Amazonia; y la transmisión es de predominio rural dispersa. Los departamentos con más registros son Chocó, Córdoba, Nariño, Cauca, Distrito de Buenaventura, Bolívar, Risaralda, Amazonas, Vichada, Guainía y Guaviare. Y desde 2018 se reactivó el foco de transmisión en Norte de Santander (Catatumbo).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.