Están listos los diseños y presupuesto de inversión del parque ambiental que se proyecta construir sobre lo que es hoy la laguna de oxidación nororiental de la ciudad de Montería.

Los realizó la Corporación Andina de Fomento y los presentará este miércoles a la administración municipal para en poco tiempo desarrollar las obras que sepultan los malos olores de esas aguas residuales y conviertan ese amplio espacio en un pulmón natural de la ciudad.

Según el alcalde de Montería, Carlos Ordosgoitioa, la Corporación Andina de Fomento, CAF, junto al Ministerio de Ambiente y Cooperación internacional serán actores importantes para la financiación de un proyecto cuyos costos en detalle serán revelados por los expertos.

Con base en los diseños y aseguramiento de las partidas, se espera que en este Gobierno se dejen contratadas.

En 2024, las obras de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, PTAR, deben haber concluido en todas sus fases y de esa manera se podrán hacer la intervención general. Sin embargo, y con base en la disponibilidad inmediata de recursos, se podrá avanzar en primeras fases.

Se trata de un proyecto ambicioso financiado mediante Cooperación Internacional y que en 2019 se estipuló en 250 mil Euros para levantar un parque en 28 hectáreas que se convertirá en el pulmón verde de la ciudad, lleno de bosques, espejos de agua, avistamiento de aves y donde no habrá una sola gota de cemento.

La laguna de oxidación ocupa 32 hectáreas de tierra, de las cuales una parte quedará para la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (Ptar) que no produce olores y requiere menos terreno. El resto del predio, 28 hectáreas, que son propiedad del Municipio, no se urbanizarán sino que será convertido en ese gran parque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.