El cabecilla de la banda criminal duró evadiendo a las autoridades por 8 años. Está relacionado con 19 homicidios en Antioquia.

La fiscalía General de la Nación anunció la captura de Daniel Eduardo Sánchez Serpa, alias ‘Panadero’, uno de los cabecillas del Clan del Golfo en el Urabá antioqueño, se rumora que sería el segundo a cargo de la estructura en esa zona del país. Además, se le atribuye la ejecución de 19 homicidios.

“(Alias ‘Panadero’) Responsable de coordinar y ejecutar aproximadamente 19 homicidios presentados en el casco urbano y rural de Chigorodó, durante los años 2021 – 2022 y acciones ofensivas contra la fuerza pública durante el constreñimiento armado ejecutado por las AGC el pasado mes de mayo en el municipio antes mencionado, donde atacaron con arma de fuego el CAI El Bosque e incineraron dos motocicletas de la ciudadanía”, señalaron las autoridades de Urabá en un comunicado.

Una de las características más llamativas de este caso, es que las investigaciones mostraban que su estrategia para eludir a la fuerza pública se basaba en usar brujería, rezos y aceites en sus prendas para no ser visto en los operativos de la fuerza pública. Al parecer la técnica le ayudo durante 8 años hasta que este fin de semana fue capturado con éxito por miembros de la fuerza pública.

Practicaba la brujería con el uso de elementos o prendas impregnadas con rezos o aceites, con los cuales, según su creencia, evitaba ser visto por la fuerza pública durante actividades operativas en su contra”, agregaron las autoridades.

Como lo mencionó el comunicado, el sujeto fue puesto a disposición de la Fiscalía para su judicialización por delitos como homicidio agravado, control portando un arma de fuego sin salvoconducto, delitos relacionados con narcotráfico, entre otros.

No fue la única captura ejecutada contra la estructura, pues, por solicitud de una fiscal de la Unidad Especial de Investigación (UEI), un juez de control de garantías impuso medida de aseguramiento privativa de la libertad en centro de reclusión al sargento del Ejército NacionalAndrés Felipe Saldarriaga Echeverry por colaborar con el grupo narcotraficante.

“El suboficial habría suministrado información confidencial a la subestructura Gonzalo Oquendo Urrego del Clan del Golfo para evadir las operaciones de la fuerza pública en el oriente del país”, se lee en el comunicado de las autoridades.

Así mismo, los elementos de prueba darían cuenta de posibles reuniones de Saldarriaga Echeverry en los que entregó detalles de los procedimientos a los cabecillas de esta organización criminal. A cambio, presuntamente, de dádivas y un vehículo.

Por estos hechos, ocurridos entre agosto de 2020 y junio de 2021, la fiscalía imputó al sargento el delito de concierto para delinquir agravado.

Alias Matías, como era conocido el exoficial Andrés Felipe Saldarriaga Echeverry, habría sido el coordinador del homicidio del comerciante Silverio Parra Ramírez, ocurrido el 21 de agosto de 2021 en el sitio Cuernavaca, municipio de Tauramena, Casanare.

Según testigos, Parra Ramírez, al parecer, fue abordado por sujetos desconocidos quienes se desplazaban en moto, quienes le propinaron varios impactos de arma de fuego en la cabeza, brazos y espalda.

La inspección técnica al cadáver se realizó por parte de los uniformados de la unidad básica de investigación criminal, donde se estableció que el ciudadano presentaba 8 impactos de arma de fuego en varias partes del cuerpo.

En la misma operación también fue judicializado Javier Manco David, alias Pata Loca, uno de los señalados jefes de la subestructura Gonzalo Oquendo Urrego del Clan del Golfo en Meta, Vichada y Casanare.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.