Tras largo tiempo de estar guardadas porque no han podido contratar su operación, las bicicletas de Bisinú piden a gritos que le hagan mantenimiento.

El pasado Día sin Carros, ordenaron habilitar tres puntos y cuando las desempolvaron, el lente de #GenteGS comprobó que muchas estaban pinchadas, el óxido aparece en diferentes partes de su estructura y todo le suena, desde tres en uno hasta grasa para las cadenas reclaman las bicis.

Ese es un bien deportivo, ambiental y de movilidad alternativa de la ciudad que debe ser cuidado y preservado, pero necesita dolientes.

En la Alcaldía aseguran que están en proceso de contratación del operador. Esperemos que el contrato incluya la recuperación de los ‘caballitos de acero’

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.