Al menos cien viviendas destechadas y daños en cubiertas de escenarios deportivos dejaron el paso de un vendaval por el municipio de Ayapel, afectado por inundaciones del río cauca y ahora carga con un nuevo golpe de la naturaleza.

El barrio Villa Mady fue el sector urbano del municipio donde más daños se presentaron por los fuertes vientos y lluvias.

La secretaria de Planeación y Obras Públicas del municipio, Angélica Ricardo Chejne, informó que el estadio municipal de fútbol perdió la cubierta y quedó totalmente destruida.

Sostuvo que como la obra tiene activa la póliza de estabilidad, corrieron información al contratista e interventor para que hagan los correctivos en el escenario recién construido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.