Un juez de control de garantías ordenó la captura de 11 uniformados de la Policía Nacional y 5 particulares en Riohacha, Málaga (Santander) y Bogotá.

La Fiscalía les imputó los delitos de cohecho propio, concierto para delinquir y asociación para la comisión de un delito contra la administración pública por diferentes eventos delictivos.

Según la Fiscalía, interceptaciones telefónicas, informes de investigadores de campo, declaraciones juramentadas de policías activos, reportes de agentes encubiertos, grabaciones en audio y video, evidenciaron que durante el 2019 y el 2020 se conformó una presunta red delincuencial que, al parecer, se dedicaba al contrabando de carne proveniente del extranjero, a cambio de dádivas. Al parecer, los uniformados dejaban que los vehículos ingresaran al país sin ningún tipo de control sanitario.

Durante las audiencias concentradas los imputados aceptaron cargos y en los próximos días un juez de control de garantías definirá la medida de aseguramiento, informó la Fiscalía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.